María Juliana Ruiz, la nueva primera dama que no le gusta que la llamen así

0
42

 

Esposa de Iván Duque tendrá un papel muy importante durante los próximos 4 años.

Es conocida entre sus amigos como ‘Maju’. En sus genes trae la esencia de dos regiones del país, su madre Gloria Sandoval, es de ascendiente boyacense y su papá, Luis Fernando Ruiz, de familia antioqueña. Siendo hija única, sus papás le inculcaron valores que la prepararon para trabajar por las cosas que quería: compartir y defender con argumentos sus ideas, sin atropellar las de los demás.

Se graduó como abogada de la Universidad Javeriana y complementó su educación con una Maestría en Leyes con énfasis en Negocios Internacionales en American University. Además realizó estudios en Johns Hopkins University y en el Institut Catholique de París. Se desempeñó durante once años en un cargo para la OEA.

Iván Duque y María Juliana se conocen desde los 15 años, fueron novios por un tiempo y luego amigos. Estando en París, viajó a Washington para ver opciones de posgrado, donde Iván ya residía. En esta ciudad se reencontraron, enamoraron, casaron y construyeron su hogar, donde nacieron sus tres hijos: Luciana,  Matías y Eloísa. Hace tres años regresaron a Colombia.

María Juliana es una mujer inteligente y familiar, apasionada por el baile y la poesía. No es de salir mucho en los medios, prefiere trabajar en privado para aportarle a Duque en todo lo que puede. Siempre está apoyando al candidato y es un soporte en su vida personal. Ha intentado mantener el equilibrio durante esta época electoral, para continuar con su trabajo como secretaria general de la clínica Shaio, de alta complejidad, y al tiempo mantener a su familia unida. Los niños son los más impactados con la campaña por el ritmo del candidato pero intentan hasta lo imposible por compensar el tiempo y hablar al menos una vez al día.

Disfruta de placeres  sencillos como leer un libro con sus hijos, cocinar, ir a cine ó simplemente conversar de temas triviales que la hagan reír.

A la  nueva Primera Dama, le gustaría apoyar algunos de los proyectos de Iván en temas de educación,  cultura e innovación, especialmente en niños. Además, por su vinculación con el sector salud, siente el compromiso de aportar en esa área, sobretodo en temas de prevención.

El cargo de Primera Dama en Colombia no genera obligaciones oficiales ni es remunerado, pero la pareja del presidente asiste a ceremonias oficiales, a recepciones de Estado y se convierte en la abanderada de causas, especialmente sociales, durante el periodo de Gobierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + seis =

*