Por crisis económica cerrarán el emblemático Hotel Pipatón de Barrancabermeja

0
49

Pese a que es patrimonio de Barrancabermeja, declarado además monumento histórico del municipio y el departamento, funcionará hasta el 30 de agosto del presente año.

El hotel está generando pérdidas económicas entre los 30 y 40 millones de pesos mensuales. Según el propietario, acumula 2.200 millones de pesos en pérdidas desde que lo compró.

Tristeza, nostalgia y un sinsabor es el que provoca en los barranqueños el anuncio del cierre oficial del emblemático Hotel Pipatón, ubicado a un costado del cauce del Magdalena Medio, que se convierte de esta forma en una víctima más de la difícil crisis económica que se respira en el Puerto.

“El dolor es grande porque es un sitio que además es patrimonio departamental. Yo nací y crecí en Barrancabermeja, soy un ‘hijo del sol’ y me duele esta situación más que a nadie porque se trata de mi hotel, al que le aposté para atender a los residentes y visitantes del municipio”, relató con melancolía Pedro Luis Carreño Gil, propietario del representativo hotel.

Los turistas se muestran también incrédulos cuando escuchan que las puertas del Pipatón estarán abiertas al público hasta el 30 de agosto por cuestiones de presupuesto.

“El cierre es inminente. Todo inició con la crisis del 2013, debido a que la industria petrolera había dicho que con la modernización requeriría 15 mil habitaciones. De inmediato el gremio le apuntó al tema pero esta es la fecha y no han hecho nada. Debo decir que ni siquiera el 15% de la ocupación se mantiene en el Pipatón y al menos se requiere del 50% para mantenerlo ‘a flote’. Igualmente la Alcaldía y la Gobernación nos dejaron solos. Ojalá mediante una mesa de diálogo se sentaran a hablar, sería una posible solución al cierre”, agregó.

Daños colaterales

El anuncio no solo causó pena en los residentes que sienten suyo este hotel, sino además en los empleados de planta que dieron más de una década de su vida al servicio del establecimiento.

“Estamos asustados porque no solo es el cierre y la incertidumbre de saber qué va a pasar porque a la edad que tenemos difícilmente nos emplearán en otro lugar. Hay empleados que tienen hasta 26 años trabajando aquí. El problema principal es la crisis que vivimos desde el 2016 con las cuestiones de pagos. Ahora mismo nos deben los sueldos desde el mes de mayo, no nos han pagado prima, cesantías, ni la seguridad social completa. Ahora no creo que haya para indemnizaciones”, afirmó uno de los empleados.

El ‘gigante’ de casi un siglo

La noticia del cierre de esta ‘joya insignia’ en la hotelería de Barrancabermeja evoca los momentos memorables de su historia, pasando por el año 1936 cuando se creó en Colombia la Tarjeta de Turismo, la cual facilitaba la entrada de extranjeros.

Para la época era propiedad del Gobierno Nacional y abrió sus puertas en agosto de 1943 y se ubicó aquí debido a que era paso fundamental para el transporte fluvial hacia Bogotá.

En 1956 el municipio de Barrancabermeja pasó a ser el dueño, administrándolo en convenio con Ecopetrol, entidad que le construyó el segundo piso.

En 1980 se dio un cierre temporal debido a que se consideraba un negocio sin viabilidad económica, siendo utilizado como sede de las tomas campesinas. Luego quedó en completo abandono hasta 1988, cuando Carlos Alberto León, de la mano de la Administración Municipal, decidieron repararlo y darle apertura. Finalmente, en el año 2000 se vendió a su dueño actual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

12 − 3 =

*