Fenómeno de ‘El Niño’ llegó al Tolima y arrasó con más de 100 hectáreas en Prado

0
20

Superada la emergencia en esta población, las autoridades hicieron un llamado para que las alcaldías se alisten para afrontar los posibles estragos que se registrarían en los siguientes tres meses.

Un total de 145 hectáreas de rastrojo fueron consumidas por un incendio que duró más de 48 horas. Las autoridades ambientales consideran que este es el inicio de la temporada de menos lluvias o del pronosticado fenómeno de ‘El Niño’.

La directora de Gestión del Riesgo del Departamento, Andrea Mayorquín, indicó que hacia la 1 de la tarde de ayer, se conoció que la conflagración había sido controlada.

“No fue una tarea fácil debido a la topografía de la zona; se realizó un acordonamiento que impidiera que descendiera hacia las viviendas de las veredas El Caimán y Tomogó”.

La funcionaria añadió que en la emergencia participaron 25 personas del Cuerpo de Bomberos Voluntarios y de la Defensa Civil de Prado, asimismo se contó con la coordinación del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres.

Mayorquín dio a entender que el incendio forestal es una muestra de la transición al fenómeno de ‘El Niño’, por lo que hizo un llamado a la comunidad de avisar de manera temprana a las autoridades sobre cualquier eventualidad.

De la misma forma, a los entes territoriales les recomendó mantener activa las salas de crisis y los consejos municipales de riesgo, tener disponible la logística para los organismos de socorro y estar preparados para los incendios forestales y el desabastecimiento de agua.

Vigilancia al recurso hídrico

De otra parte, autoridades como el Ideam y Cortolima, informaron que la temporada seca en enero requiere de adoptar medidas preventivas en diferentes sectores, por lo que hacen un llamado de atención a las empresas operadoras de acueductos urbanos y veredales, a tener una vigilancia sobre las reservas de agua, y planeación y uso adecuado de la misma, para los siguientes meses.

Medidas que se deben adoptar, teniendo en cuenta que se pronostica una reducción considerable de lluvias, alteración del equilibrio ambiental en los ecosistemas hídricos y aumento de la carga contaminante en los ríos que reciben aguas residuales.

Sector agrario

Bajo el escenario de ‘El Niño’ se contempla una afectación en cultivos, áreas forestales, ganado y demás animales.

Por esto se contempla la posibilidad de una disminución importante de la producción de leche y carne, al igual que bajos niveles en fuentes hídricas y reservorios para consumo animal.

Ante el panorama, el llamado es a programar medidas pertinentes ante la posible proliferación de plagas y las altas temperaturas que puedan afectar los ciclos de los cultivos y animales.

Y a los distritos de riego, el Ideam les sugiere “una planeación de tiempos y turnos de riego para que todos los usuarios puedan tener acceso al agua”.

Otros efectos, según Cortolima, son la pérdida de cultivos y el encarecimiento de gran variedad de productos de la canasta familiar.

Salud

Las altas temperaturas favorecen el incremento de enfermedades como dengue, malaria, chikunguña y cólera, que son trasmitidas por vectores “por lo que se sugiere intensificar las medidas de vigilancia”.

Antecedentes de temporadas secas

En 2015, las altas temperaturas aumentaron los incendios forestales y las emergencias en las poblaciones.

Entre los más afectados se cuentan Alpujarra, Ambalema, Ataco, Carmen de Apicalá, Chaparral, Coello, Coyaima, Cunday, Dolores, Guamo, Icononzo, Melgar, Natagaima, Ortega, Prado, Purificación, Rioblanco, San Luis, Saldaña, Suárez, Valle de San Juan y Villarrica.

Finalmente, ante los riesgos, el Ideam recomienda que es indispensable estar preparados con “los respectivos planes de prevención y contingencia ante las amenazas asociadas a un ‘Niño’ moderado”.

Recomendaciones

Cortolima sugiere las siguientes medidas de prevención.

  • Asegurarse de tener suficientes reservas de agua.
  • Buscar formas de ahorro y uso eficiente del líquido.
  • Reutilizar el agua de las actividades domésticas, agrícolas e industriales.
  • Tener precaución con el almacenamiento de agua para que no sea foco de enfermedades.
  • Reforestar con especies nativas las zonas de ronda de los ríos y sus cabeceras.
  • No realizar quemas.
  • Evitar hacer fogatas y arrojar elementos de vidrio o colillas de cigarrillo en zonas verdes.
  • Tener herramientas que ayuden a extinguir el fuego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − 10 =

*