En Bucaramanga, comienza la ‘romería de flores’ para el ‘Día de la Madre’

0
79

Rosa, margarita, jazmín, azucena, dalia, verónica, camelia… todos nombres flores, pero también de mujeres.

Las flores son sinónimo de belleza y delicadeza, quizá por eso, cuando se habla del Día de las Madres, lo primero que a muchos se les viene a la cabeza son los ramos.

En Bucaramanga, el sitio por tradición para encontrar estos detalles, es el Parque Romero, que desde hace unos 65 años, es llamado el ‘Parque de las Flores’.

Allí, entre los pasillos que forman los diferentes locales, en un panorama multicolor, donde se respira el aroma de las flores, decenas de personas van de un lado a otro preparándose para el esperado Días de las Madres.

Veinte días antes a la esperada fecha, cerca de 700 personas se ponen manos a la obra. Con destreza y habilidad cortan tallos, hojas y flores para ‘darles vida’ a estos regalos.

Es común ver por estos días -más que de costumbre-, cajas y baldes repletos de flores coloridas, de distintas clases… La tarea no es fácil, durante el fin de semana de madres, las manos creativas de hombres y mujeres arman entre 7 mil y 8 mil ramos, eso sin contar las flores que se venden individuales.

En el Romero concurren personas de todos los estratos -según cuentan los floristas del lugar-, para comprar detalles que van desde los mil pesos (una flor) hasta ramos que pueden valer $350 mil.

Nelly Martínez es una de esas mujeres que han hecho historia en este tradicional lugar.Nelly Martínez es una de esas mujeres que han hecho historia en este tradicional lugar.

Nelly Martínez es una de esas mujeres que han hecho historia en este tradicional lugar, nombrado hasta en canciones… “Pueda dormirse por siempre frente a tu Parque Romero”, dice parte de Señora Bucaramanga, ese bambuco del maestro José A. Morales, que muchos santandereanos tararean.

Martínez se crió entre flores desde los siete años, su mamá era florista y ella le siguió los pasos. Con casi 50 años en el oficio, Nelly tiene la autoridad para aconsejar sobre el detalle ideal para cada mamita.

“Por esta temporada se venden mucho las flores porque se las llevan tanto a las mamás que están vivas como a las que están muertas.

“Para el cementerio, por ejemplo, se utilizan lo que son claveles, pompones, crisantemos; para las mamitas vivas: girasoles, rosas, gérberas y flores exóticas como los lirios y tulipanes”.

En cuanto a los diseños, Martínez cuenta que los hay de distintas formas y tamaños, y que, curiosamente, la mayor creatividad en el montaje, la tienen los hombres.

“Los jóvenes de hoy en día son muy especiales para eso, pero son los hombres los que tienen como más creatividad para hacer los ramos. Día a día inventan estilos diferentes, se las ingenian; acá la mayoría de decoradores son hombres”.

Para Pedro Anaya, representante de los floristas del parque, “los arreglos más vendidos son las rosas rojas con frutas y chocolates, pero también hay que recordar a las madres que se han ido y esto se hace con flores blancas”.

Y aunque en estas fechas, el amor por las madres arrasa con los ramos que terminan adornando las casas y las criptas, no hay que olvidar que para darles una flor a mamás, no necesariamente debemos esperar el mes de mayo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − ocho =

*