Manuel Azuero fue designado como alcalde encargado de Bucaramanga

0
10

El Gobernador de Santander, Didier Tavera, ha designado a Manuel Azuero como alcalde encargado de Bucaramanga, tras la decisión de la Procuraduría de suspender tres meses al alcalde Rodolfo Hernández.

A través de una publicación en su cuenta de Twitter, el Gobernador de Santander, Didier Tavera, informó que Manuel Francisco Azuero, jefe de Gobernanza de la actual administración, fue designado como alcalde encargado de Bucaramanga.

“Acogiendo la decisión de la Procuraduría General d la Nación, expido la Resolución 19598, y designo provisionalmente como Alcalde de Bucaramanga al señor Manuel Francisco Azuero, actual funcionario de la Alcaldía”, dice el trino.

La Gobernación también manifestó que acogió la decisión de la Procuraduría de suspender a Rodolfo Hernández, tras el incidente en el que hubo una agresión física contra un concejal.

Acogiendo la decisión de la, expido la Resolución 19598, y designo provisionalmente como Alcalde de Bucaramanga al señor Manuel Francisco Azuero, actual funcionario de la Alcaldía.

Procuraduría suspende por tres meses al Alcalde de Bucaramanga tras agresión a concejal

El Ministerio Público tomó la decisión teniendo en cuenta los comportamientos reiterados de Hernández Suárez, que afectan los derechos al buen nombre y a la dignidad de las personas, ya que tenía otro proceso por usar términos desobligantes contra un ciudadano que le pedía no talar un árbol.

El procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, había anunciado, en la mañana de este jueves, la apertura de una investigación disciplinaria contra el alcalde de Bucaramanga, por su actuar frente al cabildante.

“Uno no puede enlodar el ejercicio de función pública agrediendo a los ciudadanos. Está abierta la investigación, y tengan la certeza que acudiré a todas las herramientas que me da la ley para tomar las medidas cautelares del caso porque desde el punto de vista disciplinario esto configura la conducta más grave que puede consagrar una legislación disciplinaria”, dijo Carrillo Flórez.

El incidente entre el alcalde y el concejal se presentó el pasado miércoles durante un encuentro para hablar, al parecer, sobre el proceso de moción de censura que se le adelantó contra la Secretaria de Hacienda en el Concejo de la ciudad.

En la reunión el concejal por el partido ASI le habría reprochado al Alcalde su presunto vínculo con el caso Vitalogic y la relación directa que tiene este caso con familiares del mandatario, acusaciones que no admitió y fue cuando inició una acalorada discusión, que terminó en la agresión física.

Aunque Hernández Suárez pidió disculpas y aseguró que lo sucedido se debió a un momento de “rabia”, el concejal aseguró que tomará acciones legales en su contra.

El maltrato, que también quedó registrado en material de video, es investigado por una delegada del Ministerio Público, que se encargará de verificar la veracidad de los hechos y recibir los testimonios de las personas agredidas.

La Procuraduría General de la Nación abrió investigación disciplinaria y suspendió por tres meses al alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, por  la presunta agresión física y verbal a un concejal de la ciudad.

Se trata del cabildante Jhon Claro, en hechos que habrían ocurrido el pasado  28 de noviembre, según registros de videos difundidos en redes sociales.

El Ministerio Público ordenó  la suspensión provisional  del mandatario teniendo en cuenta que desde 2017 adelanta acciones disciplinarias en su contra, por quejas relacionadas con actitudes comportamentales desde ese entonces, y que habrían podido llevar a conductas reiteradas de vulneración a derechos como la dignidad y el buen nombre de quienes están en su entorno o interactúan con él en desarrollo de su gestión.

Para el Ministerio Público constituye un agravante que estos presuntos comportamientos reiterativos, hayan escalado de las agresiones verbales a la física, lo que daría cuenta de serios elementos de juicio que denotarían conductas que además de ser presuntamente desconocedoras del deber señalado en el numeral 6° del artículo 34 y de la prohibición establecida en el numeral 6° del artículo 35 de la Ley 734 de 2002 – Código Disciplinario Único-, podrían reiterarse de mantenerse al funcionario en el ejercicio de su cargo.

Dentro de la investigación disciplinaria se decretó, además, la práctica de diferentes pruebas entre ellas, la de  recibirle declaración juramentada al concejal para que amplíe las circunstancias de tiempo, modo y lugar en las que se presentaron los hechos el día 28 de noviembre.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 3 =

*