¿Militarizar Bucaramanga? La propuesta de los concejales

0
17

Para muchos la propuesta es exagerada. Pero si se tienen en cuenta los más recientes índices de delincuencia, criminalidad y sicariato en la capital santandereana, la propuesta parece tener sentido.

Precisamente bajo el supuesto de controlar la desbordada percepción de inseguridad ciudadana es que los concejales de Bucaramanga a efectuaron una vez más la propuesta al Alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas. De militarizar la ciudad.

Militarizar; la palabra asusta, pero realmente la intención es que la Policía Militar acompañe en el control de la seguridad a la Policía Metropolitana de Bucaramanga, específicamente, en puntos neurálgicos, donde los focos de delincuencia son muy superiores en comparación a otros sectores de Bucaramanga.

Uno de los abanderados de la propuesta en la duma local es el presidente del Concejo, Jorge Humberto Rangel (Partido Conservador), quien estuvo recientemente a la cabeza de un debate de control político, convocado también con el acompañamiento del Concejal Nilson Mantilla.

“Estamos viendo una ciudad muy desordenada, por un lado la inseguridad y por otro lado vemos que hay mucha población que no cumple con las restricciones como el aislamiento obligatorio o el toque de queda, se evidencia que no hay un respeto a la autoridad”, indicó el presidente del concejo quien acotó que el desorden también es evidente en el tráfico, donde no hay respeto mínimo a las normas de tránsito, aseguró.

Durante el debate de control político efectuado a la Secretaría del Interior de la Alcaldía de Bucaramanga se evidenció por estadísticas que ha aumentado los índices de delincuencia común e inseguridad especialmente en las comunas 1, 2 y 3 de Bucaramanga.

“Lo que hay que poner es orden. No podemos esperar que el pico se eleve para ponernos juiciosos, cuando el miedo nos cunda. La propuesta es militarizar Bucaramanga”, reiteró el concejal del Partido Conservador. “Las relaciones con la Alcaldía siempre han sido muy buenas y esperamos ser escuchados”, aseveró el corporado.

Al ser indagado al respecto, el coronel Javier Castro comandante (e) de la Policía Metropolitana de Bucaramanga reconoció que la falta de cultura ciudadana y la desatención a las disposiciones inspiradas para controlar el crecimiento del Covid-19 han sido determinantes para el crecimiento en los índices de contagiados, y que sumado a este control ciudadano la policía no ha olvidado su compromiso con la inseguridad.

“A la fecha se han hecho más de 360 capturas por diferentes delitos, sin embargo, la indisciplina social representa para el cuerpo de uniformados un desgaste porque las personas no hacen caso a las disposiciones de las autoridades, pese a los controles que hemos hecho, en algunos casos a oficiales de la policía como patrulleros les lanzan piedra cuando hacemos los operativos, especialmente los fines de semana”.

“Ese desgaste nos está generando que dispongamos de las capacidad que tenemos, es decir, de las especialidades para hacer controles, que saquemos del servicio a varias personas por estos grados de intolerancia de la gente, por la falta de valores y de principios de algunos ciudadanos en convivencia, además que la pandemia también nos está afectando y obviamente esto reduce la presencia de la policía en la calle”.

Semanas atrás, el alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas, ya había manifestado su intención de adoptar la medida.

“No vamos a bajar la guardia, le he pedido al Secretario del Interior lo más pronto posible un consejo de seguridad, porque si me toca militarizar la ciudad lo voy a hacer, no voy a permitir que unos irresponsables dañen el trabajo de la mayoría de ciudadanos que han cumplido la norma””, indicó en su momento el mandatario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − 11 =

*