Que su moto no sea presa de ladrones

0
34

El hurto de motos en Bucaramanga y los tres municipios del área metropolitana se ha convertido en dolor de cabeza para motociclistas y autoridades. Diez segundos son suficientes para que al menor descuido el hampa haga de las suyas y ‘desaparezca’ una moto.

Entre enero y diciembre 4 de 2018, las denuncias por robo de motocicletas en el área metropolitana de Bucaramanga eran 737.

Esta cifra representa un incremento del 24% en comparación con el mismo período de 2017, cuando las motos hurtadas llegaban a 331, según la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

Una moto estacionada en cualquier lugar de la vía pública, lejos de vigilancia, es el mejor ‘papayazo’ para los delincuentes.

Por eso, el caso más común de robo de motos se da bajo la modalidad de ‘halado’ (87%). El delincuente aprovecha cualquier descuido del dueño que acaba de parquear en sitio público, para llevarse su botín en cuestión de segundos. Otras modalidades de robo, aunque en menor escala, son atraco, abuso de confianza, estafa o con elementos extraños.

¿Y qué pasa con las motos robadas? Las autoridades tienen focalizados tres fines especiales de la delincuencia: Para comercializar sus partes en el mercado negro, lo que comúnmente se conoce como ‘desguazar’; otras son robadas por encargo para ser duplicadas y otras para extorsionar a los dueños, a quienes piden una fuerte suma de dinero para ‘recuperar’ su vehículo.

Las autoridades de Policía han podido establecer que las horas en las que es recurrente el urto de motos es entre las 12:00 m. y las 8:00 p.m. (36%), mientras que los días de mayor hurto son lunes y jueves; el viernes es el día de menor frecuencia. Si se trata de marcas, la más atractiva para el hampa es la Yamaha (60%), seguida de la Suzuki (18%).

Es de precisar que hace dos semanas, la Policía Metropolitana de Bucaramanga presentó los resultados del ‘Plan cazador’, una estrategia que adelanta en conjunto con la Fiscalía General de la Nación para contrarrestar el robo de motos, que golpea con fuerza el área metropolitana.

En total, durante la última semana se recuperaron 21 motos robadas, se capturaron 14 personas (siete por el delito de receptación y las restantes por hurto) y se recuperaron cuatro automóviles.

En Medellín, por ejemplo, el robo de motos desde hace seis años ha encontrado un gran ‘enemigo’. La instalación masiva de GPS por la firma MRE Hunter – Motos Robadas y Recuperadas, ha obligado a la delincuencia a repensar su modo de operar, pues este dispositivo facilita a las autoridades de policía la ubicación y hallazgo de motos hurtadas. En Bucaramanga, en un mes aproximadamente, esta empresa iniciará a prestar sus servicios.

 

 

Recomendaciones de la Policía

– No abandone la moto con el motor en marcha.

– No deje la moto en vías públicas, lugares prohibidos o solos, donde haya escasa luz y poca vigilancia.

– Estacione la motocicleta en parqueaderos públicos legalmente creados.

– Denuncie si es víctima de hurto de la motocicleta. No pague extorsiones.

– No deje documentos de la motocicleta ni objetos de valor en esta.

– Denuncie cualquier actividad sospechosa o ilícita.

– Varíe rutas y horarios. En semáforos y pares esté alerta a sospechosos, en especial en horas de la noche o lugares muy solos.

– Utilice seguros adicionales para su motocicleta que impidan o frenen el actuar de la delincuencia.

Cifras del área metropolitana (enero- 4 dic/18)

Bucaramanga: Casos reportados: 413.

Floridablanca: La Cumbre, Bucarica, Santa Ana, Caldas, Reposo, Villabel y casco antiguo, zonas de mayor robo. Casos reportados: 193.

Girón: El Paraíso, El Palenque, Rincón de Girón y casco antiguo, zonas de mayor robo. Casos reportados: 62.

Piedecuesta: Casos reportados: 69.

Un GPS en la motocicleta se ha constituido en Medellín es la estrategia más eficiente para combatir el robo de motos. Al menos el 10% del parque automotor lo tiene. MAYORES INFORMES CEL. 316 5533112.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 + 16 =

*