Vía Piedecuesta – Pescadero estaría lista en el 2021

0
20

Actualmente se encuentran en ejecución tres contratos para intervenir más de 30 puntos críticos con la construcción de obras de mitigación de riesgo.

Han pasado ocho meses desde que una avenida torrencial destrozó partes de la carretera que comunica a Bucaramanga con Bogotá, exactamente en el sector de Pescadero.

Pocos días después se inició la recuperación de este trayecto vial. Hoy por allí transitan todo tipo de vehículos, sin restricción de horario. No obstante, existe paso restringido en los kilómetros 54, 58, 61, 65, 69, 70 y 71, debido a las obras que se adelantan.

El Instituto Nacional de Vías, Invías, responsable de las obras, explicó que en un primer balance se identificaron en total 25 puntos de afectación, de los cuales seis registraron pérdida de banca. Sin embargo, al momento de iniciar las intervenciones se encontraron 10 puntos más de emergencia.

Hoy se tiene un avance del 40% de los arreglos en la vía. Si bien, el plazo contractual de los proyectos que se encuentran en ejecución es hasta el 31 de diciembre de 2020. Sin embargo, los trabajos finalizarían el próximo año.

“Debido a las restricciones asociadas a los protocolos de bioseguridad que disminuyen los rendimientos de obra, se espera tenerlas terminadas en su totalidad en el primer trimestre de 2021”, afirmó Guillermo Toro Acuña, director Técnico del Invías.

Al mismo tiempo indicó que por el momento no se evidencia riesgo de pérdida de banca en otros sectores del corredor. “Tanto los contratistas como la interventoría realizan monitoreo constante de cada uno de los tramos para visualizar posibles zonas de inestabilidad”, aseguró.

Además, junto con la Oficina de Gestión de Riesgo de la Gobernación de Santander se socializó un protocolo que establece los pasos a seguir ante la eventual ocurrencia de una emergencia.

Para las obras se han invertido aproximadamente $55.000 millones generados en tres contratos de obra y uno de interventoría. “Estos contratos iniciaron en la última semana de mayo y la primera semana de junio. A la fecha se lleva un avance aproximado de 40%, dado que ya se tienen terminados todos los diseños y las obras de los sectores más críticos como el kilómetro 74”, recalcó Toro Acuña.

Las obras contratadas consisten en la estabilización de taludes, recuperación de obras hidráulicas, recuperación de banca, construcción de muros en concreto ciclópeo y muros con cimentación profunda sobre caisson.

La primera tarea que se desarrolló tras la emergencia fue una intervención inmediata para retirar todo el material que quedó ubicado en la vía, esta labor se demoró ocho días.

Seguidamente se habilitó la operación de la vía para todo tipo de vehículos. Pero en la primera semana de marzo ocurrió una nueva emergencia invernal que generó la pérdida de banca en el kilómetro 74, convirtiéndose en la más crítica de todo el corredor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − 14 =

*